Después de este largo puente que hemos podido disfrutar los habitantes de la “capi”, y tras haber desconectado, haber disfrutado de la familia, del mar, y de otros hobbies normalmente un poco más abandonados, aquí estamos de vuelta, con las pilas cargadas y con esta deliciosa y sencilla receta que os animo a hacer en cuanto tengáis ocasión porque es de lo más resultona.

De esta receta me gustaría destacar, en primer lugar, la masa agalletada que conforma la tartaleta. Es una masa que se puede utilizar para muchas otras preparaciones, dulces y saladas, y tiene una textura muy agradable al paladar. Luego, el contraste entre el sabor del chocolate y el punto ácido de las frambuesas es de mis preferidos, creo que exquisito. Sólo os puedo decir que en conjunto conforman un dulce muy adecuado para una gran variedad de gustos y ocasiones. Os cuento ya cómo preparo esta receta ¡Espero que os guste!

Elaboración

  1. Preparamos varios moldes de tartaletas de 10 cm. de diámetro untados con mantequilla.
  2. Comenzamos preparando la masa de las tartaletas, y para ello tamizamos la harina en un bol y le hacemos un hueco en el centro en el que echaremos la mantequilla troceada, el azúcar glas, la yema de huevo y la sal. Mezclamos y amasamos todos los ingredientes hasta conseguir una mas homogénea que dejaremos reposar, envuelta en papel film, 1-2 horas en el frigorífico.
  3. Pasado el tiempo de reposo estiramos con el rodillo la masa sobre una superficie enharinada y vamos cortando círculos de masa con los que forraremos los moldes de tartaleta. Recortamos la masa al ras del borde, pinchamos la base varias veces con un tenedor, la cubrimos con papel de aluminio y le colocamos encima un puñado de leguminosas secas. Metemos al horno, precalentado a 220 ºC unos 10 minutos. Una vez fuera del horno retiramos las leguminosas y el papel y dejamos enfriar casi completamente antes de desmoldarlas.
  4. Preparamos la crema de chocolate y para ello comenzamos calentando la leche hasta llevarla a ebullición. En un bol batimos las yemas con el azúcar y les incorporamos la maicena. A continuación vertemos la mitad de la leche caliente sobre las yemas sin dejar de remover, lo pasamos al cazo junto con el resto de la leche y lo cocemos todo 2 minutos a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que se espese. Una vez fuera del fuego añadimos el chocolate picado y mezclamos con el batidor hasta conseguir una crema uniforme. Dejamos templar.
  5. Para montar las tartaletas rellenamos la manga pastelera con la crema de chocolate y cubrimos todo el interior de la masa con la crema. Finalmente colocamos encima las frambuesas y espolvoreamos con azúcar glas a gusto.

Como podéis imaginar esta receta da mucho juego en cuanto a que podéis rellenar las tartaletas con la crema y la fruta que más os guste de todas las variedades de que disponemos, que son unas cuantas. Aunque yo empezaría por esta combinación que os propongo porque no os va a dejar indiferentes, así que tenedla en cuenta y animaros a hacerla, os va a encantar. ¡¡ Hasta pronto !!

Encar