¡¡ Hola a todos !! Aquí estoy de nuevo, con muchas ganas de empezar “el nuevo curso”, de volver a la rutina, tan agobiante a veces pero tan necesaria otras,.. y como no, de hacer un montón de recetas y de compartirlas con vosotros. ¿Qué tal vuestras vacaciones? Espero que muy bien, y como seguro que habréis horneado poco estas vacaciones, no debemos dejar pasar ni un minuto más.. ¡manos a la masa!. Aunque antes de contaros la receta de hoy, permitidme que os comente un par de cosillas.

Como a lo mejor ya os habéis dado cuenta, hay un par de cambios en el blog. El primero es que ha desaparecido la zona de “Comentarios”, un poco a mi pesar, pero finalmente he decidido que es lo mejor y os explico por qué. El hacer una receta, montar “la escena” y hacer las fotos (sobre todo cuando no eres buena con la cámara, como me pasa a mi, y tienes que hacer unas cuantas hasta llegar a una que te convenza), recoger todo, editar la receta.., como bien saben todos los blogueros que me leen, lleva su tiempo. Pero a todo eso le tenemos que sumar que el tener un blog conlleva, además, el establecimiento de una serie de relaciones sociales virtuales, en general muy enriquecedoras (por mi experiencia personal no puedo decir otra cosa, el año pasado conocí a gente estupenda en este mundillo) relaciones que deseas mantener, fomentar, disfrutar,… pero eso te quita taaaaanto tiempo del día que reconozco que el año pasado me llegué a agobiar un poco por no poder pasarme por todos los blogs que me gustaban, por todos los que me visitaban, por no poder estar más en las redes sociales,…. y esto no puede ser así. Hice el blog para disfrutarlo y compartir, y no agobiarme con él. Así que he decidido llevarlo con mucha más calma, libertad y tranquilidad, pasarme de una forma menos rigurosa por los blogs que me siguen y que sigo (seguiremos en contacto, ¡tranquilos! Os aseguro que no os perderé la pista..), y publicar con un poco más de libertad.

Sin embargo, a pesar de que ahora no haya zona “Comentarios”, por supuesto tenéis un lugar para transmitirme vuestras dudas o sugerencias sobre cada receta en la zona de “Contacto”, ¡faltaría más! y, al igual que siempre, os contestaré lo más rápido que pueda, os lo aseguro.

El segundo cambio es el Botón de Imprimir con el que podéis imprimiros directamente la receta. Es un pequeño añadido que creo que os resultará práctico a la mayoría. Ya hace tiempo que quería hacerlo.. y al fín ha llegado.

Para finalizar quiero dar la bienvenida a los nuevos seguidores que se han sumado este verano vía mail, Facebook y Twitter, ¡bienvenidos!

Pues nada, ¡empezamos esta nueva “temporada”!, vamos con la receta de hoy. Se trata de una tarta de chocolate con un toque intenso de limón gracias a la cocción previa de los limones con piel, ¿os imagináis que combinación tan exquisita?

Elaboración

  1. Preparamos un molde desmontable de 23 cm. de diámetro, lo engrasamos con mantequilla y forramos el fondo con papel.
  2. Ponemos los limones en un cazo con agua, y los cocemos a fuego lento durante una hora. Una vez terminado este tiempo los escurrimos y los dejamos enfriar.
  3. Cortamos los limones por la mitad, les quitamos las pepitas y los troceamos con la corteza. Los trituramos con una cucharada de azúcar hasta que se forme un puré.
  4. Tamizamos la harina, la levadura, las especias y el cacao, añadimos la almendra molida y lo mezclamos todo.
  5. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que estén esponjosos. Separamos las yemas de huevo de la claras, las batimos y la añadimos junto con el puré de limón a la mantequilla, y batimos todo de nuevo. A continuación lo incorporamos todo a la mezcla de harina.
  6. Batimos la claras a punto de nieve y las incorporamos en dos veces a la mezcla de bizcocho.
  7. Vertemos la mezcla en el molde y la horneamos, en horno precalentado a 180 ºC, durante unos 35 minutos.
  8. Una vez fuera dejamos enfriar en el molde unos 10 minutos antes de desmoldar y colocar en una rejilla para que termine de enfriar.
  9. Finalmente espolvoreamos la tarta con el cacao y la decoramos con la nata montada y azucarada al gusto.

Espero que os haya gustado esta sencilla tarta y os animo a hacerla en cuanto podáis. Os aseguro que no os defraudará esta estupenda combinación de sabores. Feliz semana y nos vemos en unos días.. ¡¡ hasta pronto !!

Encar