Lo primero que quiero deciros es que esta receta no es ninguna broma, como así lo fue el Korv galenskap navideño de hace unas horas, y cuya traducción es ” Locura de chorizo navideña “, en sueco. Espero que sepáis perdonarme la inocentada, y agradezco el voto de confianza que me disteis algunos al pensar que podía ser una receta interesante para hacer. Lo de mis frecuentes viajes a Suecia también formaba parte de la broma, ya me gustaría.. jajaja.

Los polvorones de almendra que os propongo hoy a nosotros nos encantaron, no presentan demasiada complicación en la elaboración, y quedan realmente ricos. Hace unos días os contaba la receta de los mantecados de naranja y, aunque muchas veces confundimos mantecado con polvorón, os cuento que no es lo mismo, este último es una variedad del primero a la que se le pone siempre almendra en mayor o menor cantidad y es más típico de estas fechas.  La receta de estos polvorones está basada en la de José Manuel de Asopaipas, un blog magnífico que os recomiendo por si no lo conocéis. Y os la cuento ya por si os animáis con ella para Nochevieja …

Elaboración

  1. En primer lugar tostamos la harina. Para ello la esparcimos en una placa de hornear y la cocemos a unos 120-140 ºC durante unos 40 minutos. A lo largo de la cocción la vamos removiendo de vez en cuando para que se seque por todos los lados por igual. Una vez fuera del horno, la dejamos enfriar y, finalmente, la tamizamos.
  2. Ahora toca tostar la almendra. La colocamos en una placa y la horneamos a unos 150 ºC hasta que esté dorada. Una vez fuera del horno, la dejamos enfriar y la troceamos con el rodillo de madera.
  3. En un cuenco mezclamos la harina, la manteca troceada, la almendra, la harina, el azúcar glass,  la canela y el anís, amasándo con la mano todos los ingredientes hasta que se integren totalmente.
  4. Extendemos la masa sobre una superficie y, con varios cortapastas, vamos dándoles formas a los polvorones, y los vamos colocando en una placa de hornear forrada con papel sulfurizado. Adornamos con ajonjolí los que deseemos.
  5. Cocemos, en horno precalentado a 200 ºC, unos 15 minutos (aunque dependerá de vuestro horno .. vigiladlos que no se tuesten pues se endurecerían), repartiendo todos los que salgan en tres bandejas, tres hornadas, por lo tanto.
  6. Una vez fuera del horno, los adornamos con azúcar glass y los dejamos enfriar totalmente hantes de pasar a degustarlos.

Bueno, pues con esta deliciosa receta navideña os quiero desear, también, un muy  ¡¡ Feliz Año 2012 !! Ojalá mejore todo un poco, que todos tengamos salud, por supuesto,  pero además yo pediría, especialmente, que haya más trabajo, para que mucha gente pueda salir de la escasez cada vez más habitual en nuestra sociedad. Para vosotros, queridos seguidores del blog, mis mejores deseos, y que compartamos muuuuuuchas recetas el próximo año. Como siempre, gracias por estar ahí y … ¡¡ Hasta pronto !!

Encar