¡¡ Hola de nuevo !!

Ya sé que después de tantos excesos navideños, especialmente en tema de dulces, no le apetece a uno mucho seguir horneando tartas y demás.. Pero como seguro que en breve tendréis algún cumpleaños o celebración os dejo esta idea para elaborar el pastel, a ver si os gusta. Yo lo hice para el cumpleaños de mi sobrina, Lucía, junto con otro que os enseñaré en unos días.

Os cuanto ya cómo prepararlo, aunque antes, si me permitíes, quiero felicitar de nuevo y desde aquí a la niña de la familia…..¡Felicidadades Luci!

Elaboración

  1. Preparamos un molde de 18 cm. de diámetro, desmoldable, engrasándolo y forrándolo con papel de hornear.
  2. Hacemos el suero o Buttermilk. Para ello echamos una cucharada de zumo de limón (o vinagre blanco) en 250 ml de leche desnatada o semidesnatada, y la dejamos reposar unos 10 minutos a temperatura ambiente.
  3. Derretimos la mantequilla, el chocolate, el café soluble y el agua.
  4. Mezclamos las harinas, el bicarbonato y el cacao, y los tamizamos. Los mezclamos con el azúcar, y reservamos.
  5. Batimos el Buttermilk con los huevos. Lo juntamos con la mezcla de chocolate. Lo vertemos todo en la harina y mezclamos o batimos muy bien hasta obtener una crema homogénea.
  6. Echamos el preparado anterior el el molde y horneamos, en horno precalenado a 160 ºC. unos 90 minutos.
  7. Una vez fuera del horno, tras unos minutos, desmoldamos el bizcocho y los dejamos enfriar en una rejilla.
  8. Para preparar el relleno y la cobertura, ponemos al fuego la nata y el azúcar, y los calentamos hasta el punto de ebullición. Retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Mezclamos hasta formar una crema y lo dejamos reposar unos minutos para que enfríe y se espese un poco.
  9. Cortamos el bizcocho en tres capas y las unimos con el ganache hecho en el paso anterior, repartiendo varias fresas, previamente escurridas y troceadas, por la capa de chocolate. Echamos el resto por encima a modo de baño, intentando que se reparta uniformemente (es conveniente que la fuente sobre la que esté el pastel esté bien forrada, o lo hagáis sobre una rejilla)
  10. Para hacer las virutas (o canutillos, si tenéis mucha maña), derretimos chocolate y lo extendemos sobre mármol. Una vez frío, con la ayuda de una espátula, raspamos la superficie, de forma contínua y no muy profunda, para ir formando las virutas o canutillos. Este paso os lo podéis saltar si los encontráis en el Súper.. o, simplemente, adornar con chocolate rallado.
  11. Colocamos los bombones a modo de corona en la parte superior, y la virutas de chocolate en el centro y en la base del pastel (aquí podéis poner más bombones si os gusta así). Dejamos reposar en la nevera.

Si os gusta el chocolate, este es un pastel que tenéis que probar, os lo aseguro. El bizcocho es muy jugoso, realmente delicioso, y la combinación final de todo, con las fresas, los bombones.. ¡espectacular!

¡¡ Hasta pronto !!

Encar