Hoy os propongo un pastel absolutamente delicioso debido a la agradable combinación de sabores que aportan las especias y el plátano. La capa exterior, como podéis apreciar en las fotos, es más crujiente y contrasta agradablemente con el interior esponjoso y suave. En casa nos ha encantado y os lo recomiendo completamente, es una auténtica delicia, huele fantásticamente bien cuando lo horneas, y si lo hacéis una vez os aseguro que lo vais a repetir una segunda vez al menos, ¡está demasiado rico! Os cuento ya cómo se prepara.

Elaboración

  1. Preparamos un molde redondo de 20 cm. de diámetro, o uno rectangular de 25 cm de largo, huntado con mantequilla.
  2. Echamos en un bol la mantequilla, que estará muy blanda, y el aroma de vainilla y empezamos a batir con la batidora. Agregamos los huevos y, a continuación, el azúcar, y seguimos batiendo hasta que se integren en una crema homogénea.
  3. Mezclamos las especias y las agregamos a la preparación anterior removiendo.
  4. Tamizamos la harina en un bol y la mezclamos con la maicena y la levadura. Empezamos a agregarlas a la mezcla anterior, poco a poco, mientras removemos constantemente con unas varillas, manualmente, o con la batidora de varillas. Permanecemos removiendo la masa unos 2 minutos.
  5. Troceamos los plátanos en dados no muy grandes y los incorporamos a la masa intentando que se distribuyan homogéneamente en ella.
  6. Echamos la mezcla en el molde engrasado y lo horneamos, en horno precalentado a 180 ºC, durante 1 hora aproximadamente. Comprobamos con la ayuda de un palito, hacia el final de la cocción, si éste sale seco al pinchar.
  7. Una vez fuera los desmoldamos, pasados unos minutos, y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Espero que os haya gustado y os animéis a prepararlo para, por ejemplo, …. ¿la marienda de hoy? Bueno, bueno, sin prisas, pero no lo dejéis pasar, os va a encantar. ¡¡ Hasta pronto !!

Encar