En las últimas reuniones de amigos, familiares,.. que hemos tenido me ha dado por preparar tartas y pasteles, así que el post de hoy, y los de los próximos días, los voy a dedicar a este tipo de dulces, ¿qué os parece? Empezamos hoy con una deliciosa tarta de queso acompañada con fruta fresca, que es como más me gusta combinar este tipo de tartas. La textura del queso Ricotta es también una de mis preferidas para hacer esta clase de pasteles, aporta una suavidad y un sabor muy agradable y rico. Este pastel lo he preparado en varias ocasiones y siempre ha sido un acierto. Os cuento ya cómo la hago.

Elaboración

  1. Preparamos un molde desmontable de 23 cm. de diámetro untándolo con mantequilla.
  2. Separamos las yemas de las claras.
  3. En un bol batimos las yemas, con la leche, la leche condensada, el azúcar, la maizena y la esencia de vainilla hasta que se haya formado una mezcla homogénea. Agregamos el queso Ricotta y batimos de nuevo hasta que se integre totalmente consiguiendo, al final, una mezcla sin grumos.
  4. En otro bol batimos las claras hasta que se monten a punto de nieve duro.
  5. Agregamos las claras a punto de nieve a la otra mezcla, con mucho cuidado para que las primeras no se bajen, removiendo suavemente de forma envolvente.
  6. Vertemos la masa en el molde engrasado y la cocemos, en horno precalentado a 180 ºC, unos 40 minutos o hasta que esté hecho (a partir del minuto 30 vigilad el pastel porque, como ocurre muchas veces, en función del horno puede requerir menor tiempo de cocción del que os indico o, incluso, un poco más).
  7. Una vez fuera del horno lo dejamos enfriar antes de desmoldar.
  8. Ya sobre la fuente en la que serviremos el pastel, lo decoramos. Para ello labamos las fresas, les quitamos el rabito y las cortamos en rodajas ni muy finas ni muy gruesas para, a continuación, colocarlas sobre el pastel. Aplicamos, finalmente, y con la ayuda de un pincel, la capa de gelatina que habremos preparado previamente siguiendo las instrucciones del fabricante.

Espero que os haya gustado y os animéis a hacerla pues no presenta demasiada complicación y, en general, es un pastel que suele ser muy bien recibido por los comensales, gusta a todo el mundo. Nos vemos en breve con otro delicioso pastel ¡¡ Hasta pronto !!

Encar