Muy buenas…. ¡al fin ha llegado el sol!

Me vais a perdonar pero, por muy gallega que sea y me sienta, francamente, tantas semanas de lluvia me tenían un poco hasta la coronilla, por hablar de un modo fino …. Es verdad que el agua es muy necesaria, y la lluvia es muy bonita, verla caer a través del cristal, saltar en los charcos, y todo eso … , pero llega un momento en que te levantas y .. ¡de nuevo lloviendo! uffffffff, y lo que se le pasa a una por la cabeza e incluso sale por la boca, mejor no os lo pongo porque quedaría fatal … jajaja. Por no hablar, ya poniéndonos más serios,  de los problemas de desbordamientos de ríos y demás que tuvimos en muchas partes de España..

Bueno, pues ha llegado el sol, y yo os traigo una nueva receta de pan. En este caso de dos tipos de bollos, de leche e integrales, acompañados por sésamo y semillas de amapola, y formando un sólo pan. Son perfectos para una cena fría, acompañados de patés, quesos, … y por supuesto, para un desayuno o merienda rico y equilibrado. Os cuento ya cómo preparalos.

Elaboración

  1. Preparamos un molde (mejor desmontable, más cómodo) de 26 cm. de diámetro.
  2. Deshacemos la levadura fresca en un poco de agua o leche, por separado.
  3. Meclamos los ingredientes de los bollos de leche y amasamos hasta que se integren perfectamente. Espolvoreamos con un poco de harina la bola de masa, la metemos en un bol tapada con un paño, y la dejamos reposar en un lugar cálido una hora al menos, o hasta que doble su tamaño.
  4. Repetimos el paso anterior con los ingredientes para los bollos integrales.
  5. Una vez pasado el tiempo de reposo, colocamos las masas sobre una mesa de trabajo y las hundimos con las manos para expulsar todo el aire. Amasamos y dividimos, la masa de leche en 9 bollos de igual peso, y la integral en 10.
  6. Colocamos los dos tipos de bollitos de pan, alternativamente en el molde preparado, los tapamos y los dejamos reposar otra hora en un lugar cálido.
  7. Pasado el tiempo de reposo, batimos el huevo con 2 cucharadas de agua y pintamos los bollos. Echamos encima las semillas de sésamo y amapola, las primeras en los bollitos integrales y las segundas en los de leche.
  8. Horneamos, en horno precalentado a 200 ºC, unos 30 minutos aproximadamente. Es muy importante que estéis pendientes de que los bollos lleguen a estar dorados para sacarlos, lo cual os puede llevar menos o más tiempo del que os indico. Ya sabéis que cada horno es un mundo, y en el tema del pan, más.

Espero que os haya gustado esta fácil y resultona receta de pan. En 3-4 horas la tenéis hecha y, una vez elaborada, y bien tapados los bollitos (especialmente en zonas tan secas como Madrid) el pan se os aguanta perfectamente 2-3 días, aunque seguro que os lo coméis antes.. ;)

¡¡ Hasta pronto !!

Encar