Los fines de semana es cuando más suelo aprovechar para deleitarme con la repostería y, éste pasado en concreto, me dió por hacer cositas chocolate. Una de las recetas que preparé fue la que os propuse hace unos  días, las Chocolate Crinkles, y la otra fue esta espiral de pan con chocolate que nos encantó a todos, especialmete a los niños. Fue, digamos, la merienda que tanto les gusta, .. ¡bocata de chocolate!, pero con otra presentación … Así lo elaboré.

Elaboración

  1. En un bol mezclamos la harina con la levadura, la sal y el azúcar, y removemos lo suficiente para que se mezclen.
  2. Agregamos la mantequilla a temperatura ambiente, y en pequeños trozos, y la vamos deshaciendo con las manos a la vez que la integramos en la mezcla anterior.
  3. Añadimos los huevos, poco a poco, mientras amasamos para que se vayan absorviendo en la masa.
  4. Finalmente añadimos la leche, poco a poco, y amasamos hasta que quede una masa húmeda pero no demasiado pegajosa.
  5. Extendemos la masa sobre una superficie enharinada y, ayudándonos con un rodillo de madera, le damos una forma cuadrada de unos 28 cm. de lado. Esparcimos las tres cuartas partes del chocolate y las avellanas troceados, enrollamos la masa y la colocamos en un molde de plum cake, con la base forrada con papel sulfurizado, y la tapamos con un paño. Dejamos reposar la espiral de pan, en un lugar cálido, durante unos 30 minutos.
  6. Mezclamos la yema de huevo batida con un a cucharada de agua y pintamos la superficie de la masa. Distribuímos el resto de chocolate y avellanas por la superficie y, en horno precalentado a 190 ºC, cocemos el pan durante unos 35-40 minutos.
  7. Una vez fuera, y pasados unos minutos, lo desmoldamos para que termine de enfriar sobre una rejilla.

Ya véis qué pan tan sencillo y qué rico. Os comento que no es demasiado dulce, ya véis que la masa no lleva mucho azúcar, y creo que está bien así, pues con el dulzor del chocolate es suficiente. Os aseguro que a los niños les encantará para merendar, bueno, y al resto de la familia también. ¡¡ Hasta pronto !!

Encar