Hoy os propongo esta mousse baja en calorías, fácil de preparar y muy rica. Como véis todos los ingredientes son “light”, desnatados, sin azúcar… pero claro está que la podéis preparar con productos no dietéticos con las mismas cantidades. La he decorado con un toque “San Valentín” debido al día en que estamos, pero las opciones son múltiples, así que a los que detestáis este día y estas cosas, ya sabéis, fuera corazones y dejemos volar la imaginación.. Ahí va la receta.

Elaboración

  1. En un bol mezclamos el queso con el yogurt y la sacarina (si hemos decidido hacerla light), y batimos lo suficiente para que se integren.
  2. Le agregamos el cacao (y el azúcar glass, en caso de utilizarlo), tamizándolo por encima de la mezcla, y removemos de nuevo.
  3. Añadimos la vainilla y el ron, en caso de echarle licor, y lo mezclamos bien.
  4. En un bol batimos las claras a punto de nieve. Las incorporamos, poco a poco, a la mezcla de queso y yogurt, y removemos, ayudados de una lengüeta de goma, suavemente, hasta que se integren.
  5. Distribuímos la mousse en varias copas (salen 6 como las de la foto) y la dejamos en el frigorífico, al menos 1 hora, antes de degustarla.
  6. La decoramos con galletas, frutas, nata montada, .. y ¡a disfrutar!

Más rápido y fácil, imposible, ¿verdad? Pues nada, manos a la obra y a preparar esta deliciosa mousse, y si no es hoy, tened a mano la receta porque seguro que os saca de más de un apuro algún día de esos que vamos corre que te corre. ¡¡ Hasta pronto !!

Encar