El otro día os comentaba en nuestra página de Facebook que había preparado un postre para una cena de amigos y que había salido mmmm ¡¡¡ super delicioso !!! Pues este es. Sabía que iba a estar bueno, pero tras el reposo de varias horas en la nevera no puedo decir otra cosa que !estaba de muerte ! Como veréis en los ingredientes, es un postre “para adultos” ya que lleva una cantidad relevante de alcohol, y éste le da un toque estupendo, es sin duda una mousse de lujo, un postre exquisito dónde los haya. Y os cuento ya cómo se hace..

Elaboración

  • Separamos las claras de la yemas y en un bol batimos estas últimas junto con los 60 gr. de azúcar hasta que se forme una mezcla espumosa.
  • Calentamos la leche a fuego medio hasta que esté justo por debajo del punto de ebullición. La echamos sobre la mecla de yemas y azúcar, mezclamos todo y lo vertemos de nuevo en el cazo. Calentamos de nuevo, a fuego lento, sin dejar de remover hasta que la mezcla esté espesa (unos 2 minutos). Es importante no dejar que hierva porque se cortaría.
  • Colamos la mezcla anterior en un cuenco al que incorporaremos el chocolate troceado. Removemos hasta que el chocolate se haya fundido. Añadimos el brandy a la mezcla.
  • En un vaso echamos media cucharadita de agua y sobre ella espolvoreamos la gelatina en polvo. La dejamos reposar unos minutos hasta que adquiera volumen, y la añadimos a la mezcla de chocolate, removiendo para que se integre bien y no quede ningún grumo de gelatina. Dejamos reposar, como mínimo, una hora.
  • Batimos la nata hasta que se formen picos. Añadimos, cucharada a cucharada, de nata montada a la mezcla de chocolate ya reposada y vamos mezclándolo todo con suavidad y mucho cuidado.
  • Repartirmos la mezcla en copas, o los recipientes que deseemos, y la dejamos reposar 4-6 horas en el frigorífico para que cuaje bien.
  • Para hacer las figuras de caramelo calentamos el azúcar en un cazo hasta que se haga líquido y, sobre un superficie plana impregnada de aceite, hacemos las figuras que nos gusten ayudándonos de una cucharita pequeña.
  • Preparamos la salsa para acompañar (aunque en las fotos no aparece, yo sí la puse para quién quisiera. Personalmente pienso que no le hace falta, pero a algunos le gustó la idea y la agregaron). Calentamos los 75 ml. de nata y disolvemos en ellos el chocolate negro.
  • Adornamos las copas con la fresa, lavada y sin parte verde, más el caramelo, acompañamos con el chocolate líquido si lo deseamos y … ¡¡ a disfrutar !!

Espero que os haya gustado la receta y os animéis a hacerla porque vais a dejar encantados a vuestros comensales, os lo aseguro. Las cantidades dan para 6 copas como las que véis. Por otro lado, la decoración que le podéis añadir a las copas es muy variada, y otras opciones que se me ocurren son, por ejemplo, montar las claras que sobran con un poco de azúcar y adornar con el  merengue; utilizar nata montada, otras frutas, poner sólo la salsa de chocolate por encima … Os lo dejo a vuestra elección. ¡¡ Hasta pronto !!

Encar