En Fonsagrada tenemos una pequeña finca con árboles frutales y huerta (que mi hijo llama “el jardín”…), donde se respira una paz y armonía excepcionales, dónde mis hijos disfrutan mucho jugando y dónde, personalmente, me encanta estar. Y allí pudimos recolectar este verano, entre otras frutas, ciruelas como las que veis en la foto, hermosas, jugosas, dulces, … y tantas que al final me lancé a hacer mi primera mermelada con ellas. Y aquí os cuento la receta. En opinión de mi tía, bastante experta en temas de mermeladas, la textura y el sabor de ésta eran “perfectas”, así que no os digo más, ¡la receta es estupenda!, y como veréis, más fácil imposible.

Elaboración

  1. Lavamos muy bien las ciruelas (pues no les vamos a quitar la piel), las cortamos por la mitad y les quitamos el hueso.
  2. Vamos poniendo las ciruelas en una cacerola con fondo grueso. Añadimos el agua y la canela, y las ponemos al fuego con la olla tapada.
  3. Cuando rompa a hervir bajamos el fuego y las cocemos durante unos 20 minutos o hasta que la fruta esté blanda y empiece a romperse.
  4. Añadimos el azúcar y subimos el fuego otra vez hasta que rompa a hervir de nuevo, aunque en esta ocasión sin tapar la cacerola. Cocemos a fuego medio durante 15-20 minutos más, removiendo con una cuchara de madera de vez en cuando.
  5. Una vez pasado ese tiempo comprobaremos el espesor de la mermelada, sin olvidar que al enfriar se espesará más. Yo la dejé 10 minutos más a fuego bajo (así que en total fueron 40 minutos de cocción) pues me parecía que todavía estaba muy líquida y, al final, quedó como la veis en la foto, bastante bien, ¿no?

La cantidad que sale con estas medidas es la del tarro que veis en la foto, así que no merece la pena envasarla al vacío, pues se conserva fácilmente varias semanas en la nevera.

Como veis esta mermelada es muy fácil de hacer y no hace falta triturarla. Es verdad que se encuentran trocitos de fruta (dependiendo de lo grandes que los queráis debéis remover más o menos durante la cocción, deshaciéndolos con la cuchara) y eso le da un toque más casero en mi opinión, además de que personalmente me gustan más las mermeladas así.

La receta original es del blog http://www.gastronomiaycia.com/ aunque le modifiqué algunos ingredientes y tiempos.

Espero que os haya gustado la receta y nos vemos en breve, ¡¡ hasta pronto !!

Encar