Hoy, 20 de diciembre, esta web que, con tanta ilusión comencé y tantas alegrías me está dando, cumple 3 meses. Así que, sólo expresar una vez más mi agradecimiento a todos vosotros, lectores, compañeros blogueros, amigos,.. que os pasáis por este pequeño rincón a comentar (gracias!, los comentarios le dan la vida a un blog), y a compartir conmigo vuestras experiencias culinarias, vuestras creaciones, vuestras ideas, vuestras dudas, …  Gracias a todos! Ojalá este intercambio virtual dure mucho, y lo disfrutemos mucho !

Y vamos con la receta de hoy, porque nos vamos acercando a la Navidad, y todos estamos haciendo planes sobre los menús de los días señalados, planificando o empezando ya las compras, … y seguro que os apetece, o tenéis en mente, hacer algún dulce casero, sorprender a la familia con alguna delicia hecha por vosotros. Pues hoy os propongo otro postre navideño de los de toda la vida, los mantecados, aunque también es verdad que en cualquier momento del año podemos disfrutar de ellos.

Aunque había hecho mantecados con anterioridad, esta receta es la primera vez que la hago, en concreto la elaboré para una charla- merienda en la guardería de mi hijo Pablo y, personalmente, el resultado me gustó mucho. La receta original es un mix de dos recetas de un blog estupendo, Asopaipas, que os recomiendo porque es de lo más interesante. Bueno, os cuento ya como hice estos deliciosos mantecados …

Elaboración

  1. En primer lugar tostamos la harina. Para ello la esparcimos en una placa de hornear y la cocemos a unos 120-140 ºC durante unos 40 minutos. A lo largo de la cocción la vamos removiendo de vez en cuando para que se seque por todos los lados por igual.
  2. En un bol mezclamos la harina con el azúcar glass, la manteca de cerdo a temperatura ambiente, y la rayadura de las dos naranjas. Amasamos hasta que todos los ingredentes queden integrados formando una masa homogénea.
  3. Extendemos la masa sobre la mesa dejando 1-2 cm de espesor y, con la ayuda de un cortapastas o un vaso, vamos cortando y dándoles forma a nuestros mantecados. Los vamos colocando sobre una placa de hornear forrada con papel sulfurizado.
  4. Pintamos la mitad de los mantecados con el huevo batido y a la otra mitad les echamos unos granitos de ajonjolí (o le dáis el acabado que queráis. En las fotos podéis ver que yo hice mitad y mitad).
  5. Metemos al horno, precalentado a 200 ºC, unos 20 minutos, aunque dependerá de vuestro horno que requieran unos minutos más o menos. Vigilando mucho, sobre todo al final.
  6. Los dejamos enfriar completamente para que adquieran la consistencia necesaria, y ¡¡¡ a disfrutar !!!

Sólo comentaros que esta masa es un poco difícil, es trabajosa y hay que tratarla con mucha delicadeza y paciencia a la hora de formar los mantecados. Pero al final, ¡ ñam, ñam !, son exquisitos !!! Espero que os haya gustado la receta y os animéis a hacerla estas Navidades. ¡Hasta pronto!

Encar