Hoy os propongo hacer unas riquísimas gominolas caseras que, os aseguro, nada tienen que envidiar a las compradas. Es más, son más naturales y están más buenas, … ¿qué más se puede pedir? Yo las preparé para el cumpleaños de mi hijo, Mario, y la verdad es que no quedó ni una. Os cuento ya cómo hacerlas, veréis que es una receta muuuuy complicada… jajaja, vamos, que no tenéis excusa para no hacer “chuches” caseras.

Elaboración

  1. Preparamos moldes para bombones, para hielo, un recipiente hondo (luego las cortaríamos con la forma que quisiéramos), etc., muy bien engrasado con aceite de girasol.
  2. Ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego suave, y removemos constantemente durante unos 10 minutos.
  3. Echamos el preparado en el molde engrasado y lo dejamos reposar, un par de horas a temperatura ambiente, y otras 8 horas más en la nevera.
  4. Cortamos o desmoldamos, ayudándonos si es necesario de la punta de un cuchillo, las gominolas para, a continuación, rebozarlas en azúcar.
  5. Finalmente, el paso más complicado: ¡a zampar!

Espero que os haya gustado la receta de hoy. Si no os habéis adentrado todavía el el “mundo chuches”, creo que este es un buen comienzo, así que no os digo más, ¡a por ellas!

¡¡ Hasta pronto !!

Encar