Hoy os propongo una receta de elaboración sencilla, pero no por ello menos rica. De hecho se trata de unas galletas realmente deliciosas y, sobre todo, muy pero que muy aromáticas. El sabor de la canela junto al de la naranja y los frutos secos resulta exquisito al paladar, en mi opinión una combinación perfecta, y desprenden un aroma fantástico.

Como véis en las fotos las he hecho de dos tamaños. La úlitma foto es la que os puse en nuestra página de Facebook que, como os comentaba, se me deformaron algo porque crecieron bastante al ser más gorditas, pero estaban igual de ricas por supuesto. Os cuento ya cómo se preparan.

Elaboración

  1. Comenzamos trabajando con las manos la manteca y la mantequilla, que estarán a temperatura ambiente, durante un rato hasta que se conviertan una crema blanda.
  2. Vamos añadiendo los demás ingredientes, comenzando por el azúcar, y seguimos trabajando la masa. A continuación echamos el huevo, la canela y la ralladura de naranja, y amasamos de nuevo. Finalmente agregamos la leche y amasamos un poco más.
  3. Mezclamos la harina con la levadura y la vamos agregando, poco a poco, a la mezcla anterior, mientras seguimos amasando. En principio, la harina que os indico debería ser suficiente, pero es posible que por las características de la mantequilla que uséis pueda necesitar algo más la masa: en ese caso le echáis la necesaria hasta que la masa se desprenda de las manos fácilmente.
  4. En último lugar añadimos las nueces, que estarán picadas finamente, e intentamos que se repartan homogéneamente por toda la masa.
  5. Extendemos la masa con un rodillo dejándola con unos 2 mm. de espesor y cortamos las galletas con el cortador que deseemos. Si las hacemos más pequeñas, como las de la foto principal,  con 8-10 minutos de cocción será suficiente. Si las vamos a hacer más grandes (y un poco más gruesas), como se ve en la última foto, las dejaremos unos 12-14 minutos horneando. El horno, en cualquier caso, a 180 ºC.

Bueno, espero que os animéis a hacerlas porque ya véis que más fácil imposible, y más ricas tampoco. ¡¡ Hasta pronto !!

Encar