LLamándome Encarna y teniendo una web de repostería, no podía faltar, haciendo un pequeño homenaje a aquel maravilloso sketch de Martes y Trece (¿qué no lo conoces??? Es que eres demasiado joven….), una receta de empanadillas, en mi caso para entonar con el resto, dulces. Pues aquí está..

Estas empanadillas las he hecho en varias ocasiones y, con las mismas cantidades en la masa pero doblando las del relleno, he hecho otras veces empanada. Las empanadas o empanadillas dulces no son muy habituales, y a la mayoría de la gente le sorprende encontrárselas, y se sorprenden mucho más cuando las prueban, especialmente estas de manzana y nueces con el toque de canela, pues son, en mi opinión, exquisitas. Además, la elaboración es muy fácil y son muy versátiles e ideales para muchas ocasiones: como entrante o postre de una comida, para meriendas, para desayunos, como tentempié,…. Con las cantidades que os apunto salen 5 empanadillas de tamaño grande pero, dependiendo del los comensales y el uso que les vayáis a dar, a lo mejor os compensa más hacerlas pequeñitas,… Bueno, pasamos a la receta porque imagino estaréis deseando hacerlas ya !! Ahí va ..

Elaboración

  1. Comenzamos a preparar la masa, y para ello echamos todos los ingredientes secos en un bol y los mezclamos con las manos hasta conseguir que parezca miga de pan. Añadimos el agua fría, amasamos y, cuando la absorva, pasamos la mezcla a una superficie y amasamos un poco más.
  2. Envolvemos la masa en un papel film y la dejamos reposar en el frigorífico, al menos, una hora.
  3. Para preparar el relleno, pelamos y picamos en pequeños trozos las manzanas, les echamos los azúcares y la canela removiendo para que todas se impregnen, y las mentemos unos 3 minutos en el microondas a potencia media.
  4. Pasado el tiempo de reposo, extendemos la masa con un rodillo y recortamos círculos, o las formas que deseemos, para formar las empanadillas. Distribuímos el relleno en ellos, añadiendo dos o tres nueces picadas en cada una (o más, si lo preferís), y cerramos y sellamos la empanadilla ayudándonos de los dientes de un tenedor. Hacemos los adornos exteriores. Las hojas que hice yo son muy fáciles: les damos la forma y dibujamos las rayas con la punta de un cuchillo.
  5. Pinchamos las empanadillas varias veces, pintamos con el huevo batido la superficie y las colocamos en una placa de hornear forrada con papel sulfurizado. Les colocamos los adornos pintados de huevo también (se pegarán perfectamente gracias al huevo).
  6. Metemos la bandeja en el horno precalentado a 190 ºC unos 30 minutos, o hasta que estén doradas. Las dejamos enfriar y ¡a disfrutar!

Para finalizar deciros que, aunque tengo varias recetas de masas que me gustan, la de estas empanadillas (o también para empanada, como ya comenté) la estoy usando mucho ultimamente porque es estupenda. La descubrí en un blog excelente, Directo al paladar, que si no conocéis, os recomiendo. Espero que os haya gustado la receta.

Nos vemos pronto , ¡qué seáis felices!

Encar