¡ Muy buenas !

Hoy, si os parece, vamos a “galletear” un poco, que ya hace tiempo que no publico receta de galletas y ya había ganas :) Y lo vamos a hacer con estas cookis de avellana, uno de los frutos secos más sabrosos y que mejor pegan en este tipo de dulces.

Como véis en los ingredientes, la proporción de avellana es alta, así que al final resultan unas galletas crujientes por fuera y blanditas por dentro, ¡y muy ricas! La opción del chocolate en la base (de la que podéis prescindir, si queréis) creo que perfecciona el resultado final: ¡la combinación es estupenda!

Si queréis ver otras recetas de galletas publicadas en este blog, podéis pinchar aquí. Os cuento ya cómo preparar las cookies de avellana y chocolate.

Elaboración

  1. Trituramos las avellanas con la picadora de la batidora o con un robot de cocina, si lo tenéis. Si optáis por la primera opción  (como yo) os quearán granuladas, yo lo prefiero así. Con el robot conseguiréis polvo de avellana, que también os valdría.
  2. Separamos las llemas de las claras y reservamos estas últimas.
  3. En un bol mezlamos la nata, las claras, la vainilla y el azúcar, y batimos hasta que estén perfectamente integrados todos los ingredientes.
  4. Añadimos las avellanas a la preparación anterior y mezclamos con un batidor manual.
  5. Precalentamos el horno a 180 ºC y, en la placa del horno forrada con papel sulfurizado, vamos echando cucharadas de la masa preparada. Las colocaremos con cierta separación entre ellas, unos 3 cm., ya que se expanderán en la cocción. Horneamos unos 15 minutos, o hasta que empiecen a estar doradas, aunque no demasiado porque se endurecerían bastante.
  6. Una vez fuera del horno, y tras unos minutos de reposo, las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriar.
  7. Para la base de chocolate, calentamos al baño maría el chocoate con la mantequilla y, con la ayuda de una cucharilla, extendemos una fina capa de chocoate en la base de cada galleta (deben estar frías ya), y las dejamos enfriar, con la capa de chocolate hacia arriba, hasta que ésta se endurezca.

Cómo véis es una receta fácil y que, si os gusta hacer galletas en casa, merece la pena probar. La he visto en “Recetas de rechupete” y estoy segura de que la repetiré en otras ocasiones.

¡¡ Hasta pronto !!

Encar