¡¡ Hola a todos !!

Esta vez os propongo un riquísimo bizcocho, muy pero que muy esponjoso y jugoso. Aprovechando las estupendas calabazas que hay en este momento, concretamente las de mi pueblo, A Fonsagrada, y una de las frutas que más me gusta utilizar en este tipo de dulces, las manzanas, puedo deciros que el resultado es una de los mejores bizcochos que he probado nunca.

Os dejo una foto del bizcocho recién sacado del horno, la que os enseñaba en Facebook (ya apuntaba maneras, ¿verdad?), y otra de las calabazas que nacen en mi pueblo, ¡qué maravilla! La verdad es que soy de una tierra de buenos frutos y buenos productos típicos, no puedo decir otra cosa, creo que no hay sitio mejor para comer, si me lo permitís..

Os cuento ya cómo hacer este delicioso bizcocho.

Elaboración

  1. Preparamos un molde de bundt cake, untándolo con mantequilla y espolvoreándolo luego con un poco de harina.
  2. Pelamos la calabaza y la cocemos en agua hirviendo hasta que esté blanda. La escurrimos y la dejamos enfriar.
  3. Tamizamos la harina junto a la levadura y gasificantes, y lo reservamos.
  4. En un bol batimos la calabaza con el azúcar, el aceite y los huevos hasta que se forme una masa homogénea. Agregamos la mezcla de harina e impulsores y batimos de nuevo hasta que se integre todo perfectamente.
  5. Pelamos y picamos la manzana, descorazonada, en gajos finos, y la echamos en la masa preparada. Mezclamos.
  6. Echamos la masa en el molde y lo cocemos, en horno precalentado a 180 ºC- 190 ºC, durante unos 35 minutos. Antes de sacarlo pinchamos con una brocheta para comprobar que ésta sale limpia.
  7. Una vez fuera del horno, dejamos enfriar un buen rato antes de desmoldarlo y dejarlo sobre una rejilla.
  8. Espolvoreamos con azúcar glas.

Espero que os haya gustado y os animéis a hacerlo. Además del gran aporte de vitaminas que tiene la calabaza, es un producto excelente para la repostería, merece la pena probarla si no lo habéis hecho aún.

¡¡ Hasta pronto !!

Encar