El pasado sábado 12 de Mayo tuve el placer de asistir a la Kedada organizada en Madrid por Tito. Por eso, antes de contaros brevemente una crónica del maravilloso día que pasamos, quiero darle las gracias a mi paisano (es gallego también) por la planificación y la gran organización del evento. Creo que salió todo redondo, … fue perfecto.

Tengo que reconocer que estaba un poco nerviosa porque, a parte de llevar poco más de medio año con el blog, y por lo tanto, ser un poco novata en este mundillo, no conocía a nadie personalmente y sabía que la mayoría de ellos ya habían quedado en otras ocasiones. Pero fue llegar y poco a poco sentirme cada vez más relajada charlando con los compañeros y, sobre todo, viendo que teníamos mucho en común y muchos temas de los que hablar relacionados con nuestra afición: la ilusión, el tiempo y el esfuerzo que nos “robaba” de nuestro día a día, la aglomeración de cacharros en casa, la alegría y agradecimiento por la gente que te sigue, por la gente que te vas encontrando, el enriquecimiento que supone todo este proceso, nuestros fracasos culinarios, … Para mi esto fue totalmente nuevo porque en mi entorno no sólo no tengo gente así sino que, a veces, me miran incluso como a un bicho raro y preguntan ¿por qué 6 horas haciendo un pastel cuando puedes comprar uno fantástico en la pastelería de la esquina? En fin… luego, normalmente, se lo comen encantados, todo hay que decirlo.

El planing del día no pudo ser mejor. Comenzamos quedando en la Plaza de Chueca donde nos tomamos algo en una terracita, después comida en el restaurante El Original, y finalmente nos fuimos a la terraza de un hotel cercano en el que había un ambientazo tremendo y, ahí, mecachis!, me tuve que ir.. pero supongo que la celebración continuó para los demás. Bueno, para entrar en detalles os voy mostrando las fotos (PINCHAD para ampliar si queréis verlas mejor) y os voy contando.

Este es el restaurante donde comimos, “El Original”, una fantástica elección en mi opinión, un sitio agradable, bonito y con un servicio y una carta excelentes.

Aquí estamos casi todos los blogueros asistentes. Os cuento quienes éramos empezando por mi fila: a mi derecha Elena de La cajita de nieveselena; a mi izquierda Paloma de Colometa cuinereta; a continuación, Ana de ¿Cuántas horas tiene el día?; Hugo y Naiara de Sushi de jamón; Tito de Complicaciones las justas; Juana de La cocina de Babel; Loli y África, y su pareja (lo siento, no recuerdo tu nombre..) de Mi alacena; Ernesto de Cooking on my mind; Olga de Las recetas de Olguichi; Carmen de Las rezetas de Carmen y Mar de La cocina de Mar, que venía acompañada de su marido, Manuel, al que vemos un poco más abajo. Más tarde se unió al grupo Anna de Tomates verdes fritos

En esta foto podemos ver un poquito mejor a Ernesto, que tuvo el detallazo de traernos unos caramelitos fantásticos a cada uno y era, además, la simpatía y dulzura personificadas; en el centro Olga, que no os podéis imaginar lo que sabe de panes entre otras cosas esta chica, os recomiendo su blog desde ya; y Carmen, un encanto, me encantó hablar con ella y ver lo aplicada que era apuntando incluso datos de los que íbamos comentado con respecto a medidas, etc., se ve que le gusta aprender y mejorar, una actitud fantástica en la vida, ¿no creéis? Y de pie, con la cámara, Mar, que aunque de cocina no pude charlar mucho con ella, sí que hablamos de otros temas del día a día tan interesantes o más y, además de una agradable conversación no puedo dejar de decir que me pareció una mujer bellísima.

En esta foto vemos a Elena a mi derecha, que resultó ser muy habladora y dicharachera, me encantó como disfrutaba hablando, por ejemplo, de los edificios de Madrid, el hecho de descubrir la arquitectura de una ciudad que no se muestra tan a simple vista mientras paseas por ella, eso que tanto me gusta a mi… También hablamos de ciudades y de viajes, otro de mis temas favoritos, entre otros muchos temas más, con ella, con Carmen, Olga, y con Mar y su marido Manuel (en el centro), transcurriendo en todo momento una conversación amena y que hizo que el tiempo volara mientras disfrutábamos del excelente menú. Manuel, un caballero encantador y con mucha iniciativa, además, nos hizo a todos una propuesta fantástica para una próxima quedada, a ver si lo llevamos a cabo… ¡ojalá!

En esta foto está nuestro maravilloso anfitrión, Tito. Yo no le conocía personalmente, su blog sí (como no..) y con él había intercambiado algún comentario en Twitter y poco más, pero sí había oido hablar de él a otros blogueros, a través de post, comentarios,.. siempre cosas estupendas, ¡y cuánta razón tenían! Es una persona cercana que rápidamente te hace sentirte como si fuerais conocidos de muchos años, y eso no es nada fácil. Y a su lado Juana, con la que un poco me pasó como con Tito, rápidamente me sentía en la gloria charlando con ella, escuchando su andaduras en relación al blog, y su punto de vista sobre un montón de temas relacionados con él, siempre contándolo todo con una alegría y vitalidad fantásticas y contagiosas.

En esta foto, a continuación de Juana, están Loli y Africa con las que no pude hablar mucho, practicamente nada, al igual que con Naiara y Hugo. A ver si en una próxima ocasión charlamos y nos conocemos un poco más.

Finalmente la foto de grupo. Me falta hablaros de Paloma, en primera fila y en el centro, que es un encanto, graciosa y ocurrente, daba gusto oirla hablar; de Ana, que está en la última fila y no se ve muy bien aquí, pero que me encantó conocerla porque se le nota su vena norteña al hablar (es de Avilés), su frescura y su caracter decidido, y su simpatía. Finallmente Anna, que tampoco se ve muy bien, a quién sigo desde hace tiempo por su fantástico blog y fue un placer conocer en persona al fin.

Otra foto de grupo un poco más completa.

Para finalizar esta crónica solo añadir que me ha ENCANTADO conoceros/conocerlos a tod@s, fue un grandísimo placer, me lo pasé en grande y, ojalá, podamos repetir, si no en breve (hasta dentro de bastante tiempo no creo que me den el día libre en casa, ejem), al menos el año que viene.

Encar